Vinos elaborados a partir de varias parcelas de nuestra finca Casa Los Frailes, son vinos frescos, fluidos, directos que expresan la personalidad de nuestras variedades autóctonas.

Los Frailes
Monastrell
Los Frailes
Monastrell-Garnacha
Los Frailes
Naturel
Los Frailes
Rosado Monastrell

Los Frailes Monastrell Garnacha

Dos variedades autóctonas Monastrell y Garnacha, fiel reflejo de la expresión mediterránea

Descripción del vino
Dos variedades autóctonas de perfiles muy diferentes que se completan en un vino equilibrado, goloso y fresco fiel reflejo de la expresión mediterránea. Por un lado la monastrell variedad fluida, directa, eterna y por otro lado la Garnacha, voluminosa, golosa, redonda. Su paso por barrica le confieren una mayor integración de las dos variedades. Si bien estos vinos pueden ser disfrutados desde su lanzamiento, han demostrado una gran capacidad de guarda de 5 a 10 años.

Suelos
La Garnacha Tintorera procede de la parcela “La casa de aperos” con suelos Rubificados calcáreos. Son suelos en la ladera de la montaña muy sensibles a la erosión siendo su composición conos de talud detrítico antiguos. Suelos muy ricos en hierro (acumulación de óxido de hierro) que les confiere ese color rojo en superficie y limita la clorosis. Suelos con gran potencial para producir vinos con golosidad y estructura como la que aporta la Garnacha Tintorera. La Monastrell procede de varias parcelas de la finca Casa Los Frailes a una altitud de 650 metros, son suelos de origen aluvional, profundos, limosos-arenosos y en la superficie piedras de caliza roja y amarilla. Estos suelos al ser mas ricos que el resto de suelos de la finca, albergan gran cantidad de cubierta vegetal espontanea sirviendo de pasto a las ovejas y atrayendo a insectos benéficos y pájaros cantores El frescor, la óptima acidez y los delicados aromas a flores que imparten los suelos profundos y la altura, se presenta en estos vinos de finca. Toda la viña esta plantada en vaso dividida en diferentes parcelas plantadas en los años 1987, 1988, 1991 y 1992, siendo la media unos 25 años de antigüedad.

Vinificación
La vendimia fue manual. Cada variedad fue vinificada por separado. Después del despalillado, uvas y mosto fermentó en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada. Maceración post fermentativa de 14 días para la Garnacha y de 18 días para la Monastrell. La Monastrell fue destinada a depósitos de hormigón durante 5-6 meses mientras que la Garnacha tintorera fue criada en barricas francesas de 225L.

Añada 2016
Fue un invierno muy seco, lloviendo únicamente 50mm, sin embargo, fue en primavera justo antes de la brotación cuando unas lluvias precisas y bien distribuidas fueron nuestra salvación. Gracias a estas lluvias, la viña creció muy vigorosa y con mucha fuerza, que, dada la escasez de reserva de agua por el invierno, fue imprescindible realizar poda en verde muy severa para que la viña llegara con fuerzas al final de la maduración. Fue un verano muy fresco, sin ninguna semana con ola de calor, con temperaturas medias de 24º C. En junio y julio continuo la sequía que permitió que este año solo se tratara una vez con azufre y cobre en primavera. Cuando se empezaba a temer el estrés hídrico y un año extremo, las lluvias de agosto llegaron para refrescarlas en el momento ideal. Tratamos con sílice y arcilla para secar las hojas. Estas lluvias fueron imprescindibles para que la Garnacha Tintorera no llegara a pasificarse y pudiéramos recogerla en su punto óptimo de maduración fenólica. Igualmente permitieron que la Monastrell retomara fuerzas y tuviera una maduración lenta a temperaturas bajas durante el mes de septiembre siendo la vendimia principios de octubre.

Información técnica
Variedades
60% Monastrell, 40% Garnacha Tintorera
Rendimiento Monastrell: 4.500 kg/hectárea
Rendimiento Garnacha Tintorera: 6.500 kg/hectárea

Certificado Ecológico
Agricultura de secano, ecológica y biodinámica

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Encuentre más información aquí. / Desarrollado por G2 Disseny